domingo, 26 de marzo de 2017

ROMANCE DE LIBERTAD (Cordilleras del Bahoruco)



Cordilleras del Bahoruco,
trincheras de libertad,
espinazo elevadizo
de la patria en espiral.
Los vientos que por ti pasan
quieren volver a pasar
para sentirse más libres
en tu cima colosal.

El tiempo sabe tu historia,
sabe tu historia triunfal,
que en tu cima redentora
el tiempo tendido está
y mansamente pregona
tu pasado encantador,
eres dulce elevación
¡albergue de libertad!

¿Por qué llegan a tu cima
los que buscan libertad?
¿Por qué el esclavo se va
a buscar aire elevado
sobre tu contorno eterno?
Es que allí, sobre tus lomas
el héroe en ave se torna
para meterse en el cielo.

Hasta allí subió Enriquillo,
y Lemba anduvo tambien,
y un sinfín de cimarrones
tras los Gelofes subieron
para su honra defender,
y Caonabo allí trepado
dio el ejemplo del deber.

Cordillera del Bahoruco,
madre de la libertad,
en el nombre de la patria
te quiero felicitar,
porque si corona tienes,
tu mismita te la das,
¡Ese mechón de arboleda
es tu diadema  triunfal!

Gabriel Moquete
Historia Rimada.


viernes, 24 de marzo de 2017

HUMBERTO MARSÁN (El sastre Restaurador). 1826-1915



Su profesión: sastrería.
Oficio: Restaurador.
Este manso tejedor
tambien ardía en rebeldía
cuando España aquí metía
sus uñas en La Anexión,
el gran Benito Monción
cruzó a Haití en busca de ayuda,
andaba en alma desnuda
y revestido de acción.

Cruzó a Hatí a recolectar
armas y tambien dinero
para sacar al hatero
y a su protector leal.
Andando sin descansar
llegó un día a Cabo Hatiano,
allí se encontró a un paisano
que tenía una sastrería
y que desde allí sufría
el dolor dominicano.

Humberto Marsán, se llama.
¡Se llama, lo digo así
porque aún flota feliz
envuelto en divina llama!
Cuando Monción, de la trama
le confiesa su misión,
se pone a disposición
del insigne visitante
y desde ese mismo instante
se mete en la noble acción.

En seguida recolecta
armas y tambien dinero
que entrega con mucho esmero
a Monción, que grato acepta.
Pero tambien manifiesta
su orgullo a lo nacional
al feliz, confeccionar
la bandera tricolor
que restaurará el honor
desde aquél cerro inmortal.

Por eso, Humberto Marsán
tambien flota en la bandera
como si la brisa fuera
alma de su patrio afán.
¡Vientos que vienen y van
removiendo la memoria,
si buscan la trayectoria
del sastre Restaurador!
¡Para encontrarlo mejor,
vientos, métanse a la historia!

©Gabriel Moquete
Historia rimada


¡TRAICIÓN!



¿Dónde estás? ¿Dónde te fuiste? 
¡No siento tu palpitar!
si es que lograste escapar...
¿por cuál puerta te saliste?
Sé que desde que la viste,
aceleraste tu paso,
y yo, como un buen payaso,
tirado aquí en mi camilla,
entre pastilla y pastilla
para evitar un colapso.

Desde que nací, tú sabes,
en mi interior te he llevado,
si te pusieron candado
ni yo mismo sé de llaves.
Y te hablo con amor suave,
como tu mejor amigo,
y oye bien lo que te digo
sin refriega ni querella,
¡si tu te fuiste tras ella,
yo me hubiera ido contigo!

©Gabriel Moquete.

jueves, 23 de marzo de 2017

AFRICA MARIA GRACIA...(María Montez) 1912-1951

María Montez

África María Gracia,
este es el nombre de pila
de aquella que se perfila
como ente de la eficacia.
Tiene la luz de la audacia
y se lanza a la conquista,
va bien segura en la pista
del éxito que le espera,
en su ruta no hay quimera...
 ¡Es una mujer realista.

Es nuestra María Montez
nativa de Barahona,
le da forma a su persona
con permanente interés.
Domina el idioma inglés
autodidacticamente,
escudriña intesamenre
las revistas de ese ayer
que pudieran contener
lo que buscaba su mente.
-
Se ilustraba con revistas
periodicos y otras fuentes
que le ofrecieran recientes
noticias de los artistas.
Y su figura exquisita
dotada de gran belleza
fue tambien una gran pieza
en el juego de su vida,
¡Era la luz atrevida
que todo espacio atraviesa!
-
Con un banquero irlandés
destacado en la nación
forma su primera unión
en matrimonio de fe.
Max Fister,esposo fue
de nuestra artista galana,
la unión luego se desmana
y llega pronto a su fín,
sin tener ni un "querubín",
cesa la ilusión temprana.
-
Pero Fister la ayudó
a entrar al mundo del cine,
cumplía así con esos fines...
¡Con los que tanto soñó!
María Montez se asomó
al mundo de su  ambición,
y no perdió la ocasión
que le brindaba la vida:
¡Se lanzó firme, atrevida,
ciega de amor y pasión!
-
Hollywood la recibió
con sus telones abiertos,
a los jerarcas y expertos
su inmensa luz sorprendió.
Allí un nuevo amor nació
 ligado a su profesión,
nacía así la nueva unión
que estaba más a su alcance
se entregó a un nuevo romance
con Jean Pierre Aumont.
-
Una sóla hija tuvo
con aquél galán francés:
Tina Aumónt, la que después
también en el arte anduvo.
Tina Aumont, muy bien retuvo
aquél gen maternal,
inclinación natural
de aquella herencia sanguínea
que dicta la misma linea
sin ningún curso casual.
-
A Hollywood cautivó
por su natural belleza
y también cómo se expresa
con el inglés que aprendió.
En realidad, ascendió
por su natural impulso,
porque usó firme concurso
para volar... ¡Y voló!
    (aunque en la escuela llegó,
tan sólo a un octavo curso).
-
¡Esta gran Dominicana,
esta distinguida joya,
allí en Hollywood descolla
con su actuación, bella y sana!
¡Allí, en la arena galana
donde van los grandes astros,
allí, donde son más gratos
los momentos estelares,
sin escala en más lugares,
llegó a los grandes teatros!
-
Películas consagradas
que son clásicas leyendas,
María Montez, en las riendas
era la seleccionada.
¡Protagonista entregada
a su papel estelar,
era la estrella  especial
en los filmes destacados,
para eso había preparado
su trayectoria ejemplar!
-
En Las Mil y una noches
brilló como grande estrella,
allí, con gracia destella
y su magia es un derroche.
Sigue montada en el coche
de sus bellas actuaciones,
recibe las ovaciones
por su gran capacidad
cuando actúa en ALÍ  BA BÁ,
Y LOS CUARENTA LADRONES.
-
Muchas películas más
filmó nuestra gran  actriz,
¡subió en espiral  feliz!
¡Siempre  fue firme y capaz!
Luego hacia Francia se va
y allí fija residencia,
vive al compás de la ciencia
en el arte y el cinema,
¡vive apegada a su tema,
con dedicada conciencia.
-
Pero, como todo acaba
Montez no era la excepción,
y el final de su misión
la muerte le señalaba.
Un día, cuando se bañaba
la muerte llegó certera
y aquella estrella, que era
¡la admirable! ¡la ideal!
dejó ese día de brillar
al morir en su bañera.
-
Así murió la Montez,
así se esfumó su vida,
como una perla perdida
con toda su lucidez.
Hoy, tantos años después
de su partida "gloriosa",
el tiempo la torna en rosa
en el jardín cultural.
¡Qué viva el alma inmortal
de esa actriz maravillosa!

©Gabriel Moquete.

lunes, 20 de marzo de 2017

ANDREA EVANGELINA RODRIGUEZ, 1879-1947 (Décimas)

Andrea Evangelina Rodríguez

Fue la inquieta Evangelina
nuestra primera mujer
un título en obtener
de doctora en medicina.
Cuando su tesis termina
entonces marcha a París,
y especializada allí
ginecóloga-obstetricia,
retorna con sus albricias
nuevamente a su país.

Al regresar la Higüeyana
viene con ideas concretas 
fijándose como meta
su idea social, muy humana.
De su rica  mente emana
el buen arte de enseñar
y se encarga de educar
cumpliendo con sus deberes,
sobre todo a las mujeres,
en educación sexual.

San Pedro  de Macorís
fue la base de su acción,
su abnegada profesión
desarrolla desde allí.
Tuvo así nuestro país
a una gran intelectual
que se hizo profesional
para servir con amor,
viviendo así bajo el rol
del cumplimiento cabal.

Por su franca posición
en contra del trujillismo,
fue condenada a un abismo
que la hundió sin compasión.
La maldad y vejación
y la física tortura,
hundieron a esta criatura
a tal grado de temor
que murió bajo el terror
del manto de la locura.

©Gabriel Moquete
Historia rimada

ROSA DUARTE

Rosa Duarte, hermana y biógrafa del fundador de la República Dominicana:
Juan Pablo Duarte

Señorita Rosa Duarte,
insigne dominicana
que a la causa soberana
se fundió, como estandarte.
su abnegación, fue un baluarte
de pureza y gratitud,
tuvo la noble virtud
de actuar con fidelidad,
su amor a la libertad
fue su gloria y fue su cruz.

Fue fiel a Duarte, su hermano,
les ató la misma suerte
esperando ambos la muerte
en suelo venezolano.
Su código cotidiano
es como obra de arte
en donde parte por parte
su alma patriotica vuela
y a todo el país revela
 el diario de Rosa Duarte.

Rosa Petromártir era
su nombre de nacimiento,
jóven se unió al movimiento
del cual la patria naciera.
En el almacén, que fuera
de su padre propiedad,
con ágil curiosidad
fundía planchas de plomo
y hacía balas, que eran como
aportes de libertad.

De su ilusión amorosa
joven quedó al desamparo,
su novio cayó, al disparo
de alguna bala alevosa.
Se quedó entonces la rosa
novia de la patria entera,
ofreciéndose como era:
toda amor y lealtad
para que la libertad
 siempre siempre floreciera


      ©Gabriel Moquete
         Historia rimada

Juan Pablo Duarte
única fotografía del Fundador de la República Dominicana
tomada por el fotógrafo venezolano, Próspero Rey.

jueves, 16 de marzo de 2017

SEBASTIÁN LEMBA



Sebastián Lemba, esclavo
desde África traído,
negro fuerte, alto, fornido,
y sobre todo… ¡muy bravo!
Al creerse que era un pavo
sumiso al amo y señor…
¡Se equivocó el Español!
¡Era fuego, rebeldía,
y se convirtió en un guía
para reclamar su honor.

Se alzó por los matorrales,
y contagió su bravura
a muchos, que en la espesura
siguieron sus ideales.
Tras él siguieron leales
cuatrocientos negros más,
ejerce su autoridad
con muy recto don de mando
y mantiene aquél comando
al son de la libertad.

Con su estrategia guerrera
va de lugar en lugar,
se sabe movilizar
en el llano y la pradera.
Aquél que guerra le hiciera,...
guerra seguido tenía,
ya el Español no quería
ni hallarse con él de frente,
...era un riesgo frente a frente
combatir su rebeldía.

Por las comarcas de Higuey
anduvo en su señorío
con todo el calor y el brío
de quien reclama la ley.
Ha dado forma a su grey
de orden y disciplina
de aquí para allá camina
como franco vencedor,
implantando su valor
y causando mucha ruina.

Por San Juan de la Maguana
y los lados del Bahoruco
era un temerario (cuco)
a la soldadesca Hispana.
Quince años en la sabana
Sebastián Lemba duró,
quince años en que mostró
que hay que tener dignidad,
¡peleó por la libertad!
¡por la libertad murió!

Mas, como quiera que sea
peleaba contra un imperio,
un día cayó en cautiverio
y terminó su odisea.
Así, en su justa pelea
Lemba fue una realidad,
¡rebelde ante la crueldad
que imponía el Español,
¡Sebastián Lemba es valor…
¡Es justicia y dignidad! 

©Gabriel Moquete